En el Viernes San celebramos la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo. “Quien ha muerto por cada uno de nosotros y por toda la humanidad para reconciliarnos con el Padre”. En este día se conmemora el amor extremo de Cristo para rescatarnos.

Es importante interiorizar el hecho de que Jesús se entregó en la Cruz por cada uno de nosotros. Y hay que comprender que la Cruz es un signo de victoria sobre la muerte, especialmente que es una victoria sobre el pecado.

Con su sacrificio, Cristo pagó el precio que la humanidad debía pagar por sus pecados.  Pidamos en este día a Dios por tantas personas que mueren injustamente y en especial por todos aquellos que a causa de la pandemia y de la enfermedad están muriendo.

En el siguiente link pueden orar el viacrucis en Familia. https://www.youtube.com/watch?v=4-4_lJcX4Rk