Mi nombre es Nevol Anele y soy el Hermano encargado de Walamu, donde, en una zona remota de Papua Nueva Guinea, nuestra Orden tiene un centro de salud rural. Soy muy consciente de la responsabilidad que compartimos mis dos Hermanos y yo aquí en Walamu, es decir la de asegurar que la Hospitalidad sea respetada y manifestada en nuestras vidas y en nuestras obras. 

 

Ese sentido especial de responsabilidad deriva del hecho que este servicio de salud rural es la primera fundación de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios completamente establecida por los Hermanos de Papua Nueva Guinea. Ningun Hermano que no sea de Papua Nueva Guinea ha sido asignado a Walamu hasta la fecha. Los responsables de desarrollar este apostolado han sido los Hermanos melanesios. Desde el comienzo de su presencia en Papua Nueva Guinea, la Provincia de Oceanía se ha esforzado por empoderar a los Hermanos de PNG para que desarrollaran las obras de la Orden de forma unicamente melanesia. 

 

Walamu es la culminación de dicho esfuerzo. Nuestra Orden realiza dos ministerios principales en PNG: Asesoramiento para las Adicciones y Salud Rural. En las Asambleas de Hermanos más recientes, siempre hemos priorizado al máximo el apoyo a nuestros esfuerzos para proporcionar servicios de salud de atención primaria en zonas remotas. En mi opinión, ésta es una expresión excelente de la verdadera hospitalidad juandediana.

Compartir este contenido