El Hospital San Rafael de Pasto se construye entre 1922 y 1932 por la orden Hospitalaria de San Juan de Dios, bajo la dirección de Fray Julio Piña Tejedor y el apoyo de Monseñor Antonio María Pueyo, Obispo de Pasto.

Es una institución privada sin ánimo de lucro, dedicada a la prestación de servicios en salud mental, donde la ciencia y la tecnología se integran con la humanización en la búsqueda permanente de la satisfacción de sus usuarios.

Direccionamiento Estratégico

Misión

El Hospital San Rafael de Pasto es una institución Católica, de alta complejidad, que presta atención integral, humanizada y segura en salud mental atendiendo las necesidades del usuario, la familia y la comunidad con infraestructura y tecnología adecuadas para la prestación del servicio; apoyados por Hermano, colaboradores y convenios docencia-servicio comprometidos con la Mejora continua de los procesos y caracterizados por el carisma hospitalario al estilo de San Juan de Dios.

Visión

Ser una de las mejores entidades hospitalarias en salud mental, se posicionará como una institución acreditada en salud, auto sostenible y con responsabilidad social Caracterizada por la humanización, hospitalidad  y seguridad en la atención en salud mental, por medio de la vivencia de los valores Juandedianos, impactando a nivel nacional e internacional, por la prestación de servicios con niveles superiores de calidad.

Valores y Principios

Valores de La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios

  • Hospitalidad:

    Es el valor central de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios. La Hospitalidad incluye tanto los valores humanos como los valores cristianos. Esto permite a todos los Colaboradores, tanto a los que comparten la fe en Cristo como a los que no la comparten, la posibilidad de participar en las entidades e instituciones de los Hermanos de San Juan de Dios presentes en todo el mundo.  La Hospitalidad se concreta y se expresa en los cuatro valores guía, que son:

  • Calidad:

    Que se concreta en la excelencia, profesionalidad, servicio integral, sensibilidad hacia las nuevas necesidades, modelo de la unión con los Colaboradores, modelo asistencial de San Juan de Dios.

  • Respeto:

    Que se concreta en el reconocimiento del prójimo en su complejidad, humanización, dimensión humana, responsabilidad recíproca entre Colaboradores y Hermanos, comprensión, visión holística, promoción de la justicia social, implicación de los familiares.

  • Responsabilidad:

    Que se concreta en la fidelidad a los ideales de San Juan de Dios y de la Orden (bioética, ética social, ética de la gestión), respeto por el medio ambiente, sostenibilidad, justicia, distribución equitativa de los recursos.

  • Espiritualidad:

    Que se concreta en el servicio pastoral de asistencia espiritual y religiosa, evangelización ofrecer atención espiritual a los miembros de otras religiones, ecumenismo, colaboración con parroquias, diócesis, otras confesiones religiosas.

Principios de La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios

El número 43 de los Estatutos Generales de la Orden, formula nuestros principios:

El centro de interés de cuantos vivimos y trabajamos en el hospital es la persona asistida.

Promovemos y defendemos la dignidad y derechos del enfermo y necesitado.

Nos comprometemos decididamente en la defensa y promoción de la vida humana.

Reconocemos el derecho de las personas asistidas a ser informadas de su estado de salud.

Observamos las exigencias del secreto profesional.

Defendemos el derecho a morir con dignidad y a que se respeten y atiendan los justos deseos y las necesidades espirituales de quienes están en trance de muerte.

Respetamos la libertad de conciencia de las personas a quienes asistimos y de nuestros colaboradores, pero exigimos aceptar y respetar la identidad de nuestros centros.

Valoramos y promovemos las cualidades y profesionalidad de los colaboradores, estimulándolos a participar en la misión de la Orden en función de sus capacidades y áreas de responsabilidad.

Nos oponemos al afán de lucro, observando y exigiendo normas económicas justas.