Las enfermedades mentales pueden presentarse en cualquier edad y condición social; afectan lo emocional, psíquico y social. Se trata de condiciones graves que impactan la manera de pensar, de sentir, de actuar y de comportarse, y la toma de decisiones. Pueden tener origen en un componente genético, en la historia familiar, en experiencias como el estrés y la presión, los abusos, la violencia y, en general, en hechos traumáticos.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, OMS, la salud mental “se define como un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad”. Asimismo, la OMS ha definido la salud como un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades.

En el marco de la celebración del Día Mundial de la Salud, este 7 de abril, hacemos un llamado a la conciencia de la sociedad en general, a los organismos públicos y privados, en torno a la responsabilidad de trabajar tanto en la prevención como en la atención temprana de las enfermedades mentales, y en la difusión de información a fin de que los individuos identifiquen los síntomas y requieran la atención de profesionales sin temor al señalamiento social.

Entre las patologías de mayor incidencia en los colombianos se cuentan la depresión, el trastorno afectivo bipolar y la esquizofrenia. Los principales efectos de tales patologías son, en la salud, las adicciones, el suicidio y los trastornos alimenticios; en lo social, los efectos más frecuentes son la descomposición familiar, la afectación del entorno académico y laboral, y la disminución de la productividad.

En cifras:

  • Según la Organización Mundial de la Salud, 4,7 % de los colombianos sufren de depresión, un porcentaje más alto que el promedio mundial.

  • Dos de cada 100 colombianos padecen trastorno afectivo bipolar. A nivel mundial, entre el 2% y el 5% de la población.

  • El suicidio es  una de las consecuencias más preocupantes del trastorno afectivo bipolar; se presenta entre el 15 y el 20% de los pacientes que la padecen.

  • 80% de los colombianos han presentado entre uno y tres síntomas de depresión en algún momento de su vida. Un 25% son niños y adolescentes.

  • Bogotá posee la mayor frecuencia de síntomas de trastornos mentales en personas entre los 18 y 48 años: ansiedad, depresión y psicosis.