El Voluntariado es una forma de solidaridad que nace en la Orden Hospitalaria desde nuestro fundador, San Juan de Dios, como un símbolo más de hospitalidad protagonizado por todas aquellas personas que, de un modo altruista, organizado y estable, trabajan en beneficio de la comunidad facilitando el cambio de las desigualdades existentes.

El mismo, forma parte del personal de nuestras instituciones como colaboradores de la Orden y tiene su espacio y sus funciones propias. Por lo tanto, la labor del Voluntariado constituye un pilar básico de toda nuestra labor.

En este sentido, la Orden ha sido pionera en la incorporación de voluntarios a los centros y a los programas sanitarios y sociales. En el momento actual, tal y como se explica en la Carta de Identidad de la Orden:

“Ha de estar en una continua adaptación y puesta al día para no quedar estancados en ideas y estructuras pasadas”

En Colombia, cada una de nuestras instituciones cuenta con uno o varios grupos de voluntarios que acompañan espiritualmente, tanto a nuestros usuarios como a sus familias, las fases de estancia en las Clínicas y Hospitales. De igual forma estos grupos colaboran en actividades solidarias que recaudan recursos y elementos para apoyar a los más necesitados que llegan hasta nuestras instituciones.

En los Centros Sociales, la misma comunidad ha conformado el Voluntariado, con este, colaboran de manera relevante y necesaria la labor que se realiza convirtiéndose en piezas vitales para con cada la Comunidad.

Finalmente, son muchos los profesionales que sin ser parte de la Organización, regalan parte de su tiempo para apoyar una actividad o brindar un servicio a la población que la Orden Hospitalaria atiende en sus diferentes proyectos sociales.

  • La significación que el Voluntariado tiene en las Obras de los Hermanos de San Juan de Dios está ligado a los orígenes mismos de la Orden Hospitalaria.

  • Juan de Dios y sus seguidores, movidos por los valores de solidaridad y gratuidad, entregan su vida para apoyar y ayudar al hombre que sufre, y muy especialmente para servir a los más necesitados.

  • El Voluntariado está organizado para apoyar a la Orden y a los Hermanos, en las distintas áreas y servicios que presta la institución.

  • Los Hermanos de la Comunidad Hospitalaria se apoyan en su cuerpo voluntario para la humanización e irradiación del carisma de nuestro fundador.

  • La libertad, como opción personal de compromiso social

  • La solidaridad con otras personas y con los intereses sociales colectivos

  • La participación como principio democrático de intervención directa y activa en las responsabilidades de la comunidad

  • La gratuidad de los servicios que se prestan

  • La responsabilidad para que la ayuda sea mantenida en el tiempo

  • Respetar y proteger los derechos de los enfermos y familiares.

  • Apoyar la misión hospitalaria de los Hermanos de la Orden de San Juan de Dios.

  • Cumplir y respetar las Normas y Procedimientos establecidos, que rigen el Voluntariado.

  • Apoyar la consecución de metas y objetivos de los programas y de las áreas de funcionamiento en las cuales participe.

  • Rechazar cualquier tipo de contraprestación económica, durante la ejecución de las tareas del voluntariado

  • Mantener la confidencialidad de la información recibida y conocida en el desarrollo de su actividad, guardando secreto análogo al secreto profesional.

  • Observar las normas disciplinarias y las medidas de seguridad e higiene que se adopten en los diferentes lugares de trabajo.

  • Participar en las labores formativas para mejorar la calidad y eficiencia de los servicios