Andando por el camino de la Hospitalidad, la Orden Hospitalaria en Latinoamérica ha emprendido un proceso de discernimiento que nos lleve a una renovación y así seguir manteniendo vivo el carisma y la misión de San juan de Dios.

 

Hemos vivido encuentros a nivel regional, provincial, delegacionales y de comunidades locales desarrollando los temas de reflexión, en todo este proceso nos hemos sentido acompañados por la fuerza del espíritu ya que esta no es una reflexión meramente académica y estadística es la puesta en comun de la experiencia personal de Dios de cada uno buscando lo comun que nos ayude a ver con claridad los horizontes de sentido.

La misión de la Hospitalidad que compartimos con nuestros colaboradores también está siendo evaluada y reflexionada buscando la mejor manera de dar respuesta a los retos de nuestra sociedad.

La Orden Hospitalaria en Latinoamérica tiene muchas oportunidades por lo tanto este camino encierra un alto grado de compromiso, estamos urgidos de volver a mirarnos hacia dentro con cariño, auto perdón, para luego mirar hacia fuera desde el carisma de la hospitalidad y generar espacios de mayor profundidad en nuestra fraternidad, al igual que en la gestión de los centros y obras de la Orden.

Hno. Jairo Enrique Urueta Blanco

 Delegado General para América Latina