Fuente: Vatican News

Finalizando el año 2020 fue publicada la Carta apostólica: Patris Corde, en español: “Con corazón de padre, en conmemoración del 150º aniversario de la declaración de San José como patrono de la Iglesia universal. En dicha publicación, el Papa Francisco declara el Año de San José, desde el 8 de diciembre de 2020 hasta el 8 de diciembre de 2021.

En Patris Corde, el Sumo Pontífice profundiza en la vida de San José, su misterio y su importancia como esposo de María y padre putativo de Jesús. El Santo Padre se refiere a San José como una figura de ejemplo, de ternura y de real devoción y fe en la voluntad de Dios. 

La publicación de esta Carta tiene motivos de gran importancia: el primero es la celebración del aniversario 150 de la declaración de San José como patrono de la Iglesia Católica, por su festejo se anuncia el año hasta el 8 de diciembre de 2021. 

La Carta apostólica se divide principalmente en siete puntos que resaltan la importancia de San José y llevan por título: ‘Padre amado’, ‘Padre en la ternura’, ‘Padre en la obediencia’, ‘Padre en la acogida’, ‘Padre de la valentía creativa’, ‘Padre trabajador’ y ‘Padre en la sombra’. Estos puntos relatan quién fue José, su labor como carpintero, su entrega a la familia, sus enseñanzas y amor puro que tuvo por Jesús. También, habla de la dificultad que tuvo cuando supo que María estaba embarazada, los anuncios en sus sueños que lo hicieron un hombre creyente, pero sobre todo, obediente a los designios de Dios.

Invitación del Papa Francisco

Fuente: Vatican News

A las personas que tal vez no han sido muy devotas en San José o no han conocido su historia, Patris Corde les cuenta de una manera tierna y especial sobre este hombre. El Papa invita al acogimiento en él y de acuerdo con la actual emergencia sanitaria que se vive en el mundo, ayuda comprender la importancia de “la gente discreta o la gente común”, ya que todos tienen su manera de aportar a la sociedad. Por lo anterior, el gran ejemplo es San José, un hombre que pasa desapercibido con una historia un poco misteriosa, pero que tuvo un papel importante en la salvación de la humanidad. 

Es por eso que el Pontífice convoca a esta celebración, un año donde se le dé la importancia que merece San José. Propone dentro de la Carta una oración devota al padre putativo de Jesús, “tomada de un libro de devociones francés del siglo XIX, de la Congregación de las Religiosas de Jesús y María” que recita todos los días desde hace más de cuarenta años: 

Salve, custodio del Redentor
y esposo de la Virgen María.
A ti Dios confió a su Hijo,
en ti María depositó su confianza, 
contigo Cristo se forjó como hombre. 

Oh, bienaventurado José, 
muéstrate padre también a nosotros
y guíanos en el camino de la vida.
Concédenos gracia, misericordia y valentía,
y defiéndenos de todo mal. Amén. 

 

Fuente: La Santa Sede. (2020). CARTA APOSTÓLICA PATRIS CORDE DEL SANTO PADRE FRANCISCO. Website: http://www.vatican.va/content/francesco/es/apost_letters/documents/papa-francesco-lettera-ap_20201208_patris-corde.html 

 

Compartir este contenido