Durante la visita del Papa Francisco a Colombia, miembros de familia de San Juan de Dios, participaron en algunas actividades programadas en Bogotá y otras ciudades.

Todo estaba listo para el encuentro con el Sumo Pontífice que llegó a nuestro país el pasado 6 de septiembre para desarrollar la agenda de la visita. Cada comunidad desde su región, programó la jornada para acompañar al Santo Padre.

 

En Bogotá, los hermanos estuvieron presentes la Eucaristía del 7 de septiembre en el parque Simón Bolívar y en el encuentro breve de la Vida Consagrada con el Papa Francisco el 9 de septiembre. El grupo juvenil se unió a los miles de jóvenes que se dieron cita en la Plaza de Bolivar el 7 de septiembre para saludar al Papa Francisco, algunos colaboradores de la Curia y sus Unidades asistieron junto con sus familias  a la misa presidida Santo Padre en el Parque Simón Bolivar el mismo día. En Medellín, hermanos y colaboradores de Manizales participaron del encuentro entre Religiosos y sus familias. Finalmente, en la comunidad Hermanos Hospitalarios de Cartagena participaron junto con los enfermos del encuentro  con el Sumo Pontífice en la Catedral.

 

Desde la Curia Provincial se preparó el merchandising que identificó a los grupos de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en cada actividad, incorporando elementos como bufandas, tulas, banderas, capas impermeables y manillas. Asimismo, el equipo de comunicaciones de la Curia Provincial gestionó una separata con el Espectador, con el fin de impulsar la visibilidad de su misión en Colombia, a propósito de la beatificación de los mártires Jesus Emilio Jaramillo Monsalve, obispo de Arauca y el Sacerdote Pedro María Ramírez Ramos, así como dar a conocer la historia y trascendencia de los 7 Beatos Colombianos pertenecientes a la familia de San Juan de Dios .

 

El encuentro con el Papa Francisco contagió de una inmensa alegría inmensa alegría a toda la familia Juandediana, sin duda sus mensajes, prácticas y enseñanzas son luz en nuestro camino de Hospitalidad para continuar en nuestra misión hacia los enfermemos y más necesitados.