Con información de la agencia EFE

El médico estadounidense infectado con ébola y trasladado hace tres semanas a Estados Unidos para recibir un tratamiento experimental, Kent Brantly, de 33 años, superó la enfermedad y será dado de alta del Hospital Universitario de Emory de Atlanta (Georgia).

 

Se desconoce si la enfermera Nancy Writebol, de 59 años, que también fue trasladada de urgencia desde Liberia a Atlanta tras confirmarse su contagio por ébola, también será dada de alta hoy o permanecerá internada más tiempo en la unidad de aislamiento del hospital.

 

Brantly y Writebol, ambos misioneros que se contagiaron con el virus mientras trabajaban en un centro médico en Liberia, recibieron tratamiento con el suero experimental ZMapp nunca antes usado en humanos.

 

El brote de ébola que hasta ahora ha afectado a Liberia, Guinea, Sierra Leona y Nigeria ha causado al menos 1.350 muertes, de acuerdo con las ultimas cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Compartir este contenido