La Pastoral Educativa está presente en todos las vivencias, actividades y decisiones del quehacer del CBSJD. Toda la Comunidad Educativa es al mismo tiem​po evangelizadora y receptora de la vida y obra de nuestro patrono y fundador San Juan de Dios. De ahí que sea necesario establecer cuáles son los ámbitos de Acción Pastoral para llevar a cabo una programación mucho más significativa.

El objetivo propio de La Pastoral del Colegio Bilingüe San Juan de Dios está enmarcado en fortalecer las creencias religiosas en los estudiantes, para evidenciar la relación con el desarrollo de su dimensión espiritual.

Para esto, nuestros objetivos están enfocados en:

  • Inspirar nuestra acción educativa en una visión Católico-Cristiana de la vida, impregnando de valores cristianos las actividades y espacios educativos y siendo conscientes de que la dimensión pastoral es tarea de todos.
  • Ofrecer a nuestros estudiantes vivencias y experiencias religiosas que les ayuden en su formación integral y los lleven al encuentro Jesucristo para vivenciar la fe en la Iglesia.
  • Potenciar los valores propios del carisma Juandediano: ser hospitalarios, compasivos, serviciales y misioneros; orientaremos el corazón de niños y jóvenes hacia el Corazón de Jesús, a través de San Juan de Dios, Nuestro patrono.
  • Fomentar en el seno de la Comunidad Educativa aquellas acciones que refuercen nuestra propia fe y vivencia católica de los valores hospitalarios.
  • Colaborar con las familias, primeras responsables de la educación de los niños, niñas y   adolescentes, en el crecimiento de la dimensión espiritual de la comunidad educativa, como  parte esencial de su formación integral.

Los estudiantes

Estaremos atentos, como lo estaba San Juan de Dios, a los que están en necesidad. Trataremos de discernir, a la luz del Evangelio y escuchando al mundo y a la Iglesia, cuál ha de ser nuestra respuesta. En un esfuerzo constante por participar de los sentimientos de Cristo, estaremos atentos a las necesidades y aspiraciones, tales como: la necesidad del respeto entre las personas, la necesidad del amor y de paz, de libertad, justicia y verdad, y la búsqueda del sentido de la vida. Nos haremos todo a todos, respetando las diferentes culturas y estando dispuestos a emprender cualquier servicio apostólico que pueda necesitar la gente.

Los profesores

Constituyen un estamento fundamental en la Comunidad Educativa. La estructura escolar pone a los profesores en contacto con un número especialmente amplio y rico de personas: estudiantes, compañeros de trabajo, padres de estudiantes, personal administrativo y directivo. Esta realidad les hace asumir una especial responsabilidad en la construcción y consolidación de la propia acción pastoral.

El Personal Administrativo constituye una parte importante de la Comunidad Educativa:desde lugares y responsabilidades aparentemente secundarios, presta una valiosa colaboración a la Institución Titular, la Dirección, los profesores, a los estudiantes y las familias. Su presencia y actitudes conforman también una apuesta pastoral.

Los Padres

La educación en la fe por los padres debe comenzar desde la más tierna infancia. Esta educación se hace ya cuando los miembros de la familia se ayudan a crecer en la fe mediante el testimonio de una vida cristiana de acuerdo con el Evangelio. La catequesis familiar precede, acompaña y enriquece las otras formas de enseñanza de la fe. Los padres tienen la misión de enseñar a sus hijos a orar y a descubrir su vocación de hijos de Dios.

Eucaristías

En la Eucaristía y por medio de ella Dios renueva su Alianza con nosotros y nosotros le renovamos nuestra entrega personal. Reconocemos, fieles a nuestra tradición, que este sacramento es el centro de nuestra vida de fe. Es la fuente del amor fraterno y de la vida apostólica.

Como es habitual en el CBSJD este sacramento se trabaja a modo de darle significatividad y sentido a fechas que por cronograma se tienen establecidas y teniendo en cuenta que no todos los estudiantes participan normalmente de este sacramento en las zonas dónde viven, debemos descubrirles, o redescubrirles, la riqueza y significado de este.

Preparación Catequesis Primera Comunión y Confirmación

Constituyen un momento fuerte dentro de la vida espiritual de los estudiantes. Es la ocasión de un encuentro personal más intenso con Jesús a quien ha ido conociendo durante la preparación de la catequesis. La importancia del momento adquiere relieve religioso importante, tanto para el niño como para su familia y la comunidad a la que pertenece.

La Pastoral organizará el calendario y las sesiones de Catequesis de este curso de preparación así como la asignación de los catequistas. y una estructura de formación y preparación de las sesiones; los Contenidos (catecismo y oraciones) propios de los dos cursos de catequesis y el material que se va a utilizar.

Discernimiento

¿Qué buscan?… Maestro… ¿Dónde vives? …Vengan y lo verán. Fueron, pues, vieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día. (Jn. 1:39)

Ver más

Proceso de Formación

“Camino formativo en la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios”.

Ver más

Publicaciones

Nuestra labor surge de la necesidad y las ganas por ayudar a las comunidades menos favorecidas, esto lo logramos gracias a las donaciones que hace la empresa privada y los benefactores de la Orden Hospitalaria.

Ver más

El Carisma   de los  Hermanos  de  San  Juan  De  Dios

Las Constituciones de nuestra Orden definen el Carisma así: “En virtud de este don, somos consagrados por la acción del Espíritu Santo, que nos hace partícipes, en forma singular, del amor misericordioso del Padre. Esta experiencia nos comunica actitudes de benevolencia y entrega, y nos hace capaces de cumplir la misión de anunciar y hacer presente el Reino de Dios entre los pobres y enfermos; ella transforma nuestra existencia y hace que en nuestra vida se manifiesta el amor especial del Padre para con los más débiles, a quienes tratamos de salvar al estilo de Jesús”.

El Hermano se consagra y vive en comunión con otros que han sentido el llamado a expresar el mismo carisma. Pero el amor hacia adentro (comunión) ha de expresarse hacia afuera en la exigencia de una misión que se formula como ayuda liberadora en favor de los  restantes miembros de la Iglesia o en general de las personas necesitadas.

Participan directamente en el Carisma de Juan de Dios, los Hermanos Hospitalarios, consagrados en hospitalidad; y, a manera de “irradiación” del mismo, también son partícipes de él los Colaboradores: “Quien conoce a Juan de Dios (…) experimenta que en su vida se produce una especie de Luz, que suscita en él la invitación a vivir la  la Hospitalidad, imitando a Juan o a sus Hermanos. (…) Los fieles laicos que se sienten invitados a vivir la hospitalidad, participan del carisma de Juan de Dios al abrirse a la espiritualidad y la misión de los Hermanos, encarnándola en su vocación personal. El nivel de participación, naturalmente, es muy  variado: habrá quienes se sientan más vinculados a la Orden desde la espiritualidad; otros, en cambio, en el desempeño de la misión. Lo importante es que el don de la hospitalidad, recibido por Juan de Dios, crea unos lazos de comunión entre los Hermanos y Colaboradores que los   impulsa a desarrollar su vocación y a ser para el pobre y necesitado la manifestación del amor misericordioso de Dios a los hombres”.

Constituciones, Roma, 1984, 2b 1. Principios, carisma y misión de la OHSJD 16 Carta de identidad de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios.

Pastoral de la Salud

Nuestros Centros son obras de la Iglesia, por lo tanto, su misión es evangelizar desde el cuidado y atención integral a los enfermos y necesitados, siguiendo el estilo de San Juan de Dios. Hablar de atención integral implica atender y cuidar la dimensión espiritual de la persona, como una realidad esencial relacionada con las otras dimensiones del ser humano como: biológica, psicológica y social.

La pastoral lucha porque la persona necesitada llegue a su dimensión de fe para que de ese encuentro espiritual, surja una fuente de salud integral. De esta forma, en nuestras obras apostamos por una presencia plural de colaboradores, estudiantes y asistidos, como personas que tienen el don de fe y lo han ido madurando y otras que no lo han hecho. A todas debemos servir, y con todas podemos recorrer un camino que nos permita recapitular su historia personal, aprovechando los momentos de crisis que supone la pérdida de salud o la presencia de una necesidad. Desde la aceptación de la limitación y la dependencia que supone la enfermedad o la marginación, podremos acompañarles a redescubrir su historia, su ser y el sentido de su vida.

Buscamos realizar cada uno de nuestros tratamientos con especial sensibilidad y respeto, al ritmo que la persona enferma o necesitada, logre desempeñar. Nuestras acciones tienen como respaldo la conexión colaborativa, por parte de los estudiantes y colaboradores de nuestros centros educativos y asistenciales.

A través de sus dimensiones profética, litúrgica, caritativa, celebrativa y espiritual; difundir el  espíritu Juandediano en pacientes, colaboradores, vecinos, Hermanos de la comunidad y Voluntariado.

Transmitimos los valores de la Orden Hospitalaria a la Comunidad necesitada y a los colaboradores.

Nuestras actividades Litúrgicas, Religiosas y de Acompañamiento en los centros son:

  • Celebración de la Eucaristía
  • Exposición y Bendición con el Santísimo
  • Celebración de los Sacramentos: Bautismo, Eucaristía, Confesión, Unción de los enfermos
  • Celebración de los Tiempos Litúrgicos: Adviento, Novena de Navidad, Cuaresma, Semana Santa, y el tiempo ordinario con sus respectivas celebraciones

Actividades de Capellanía

  • Eucaristía
  • Servicio de Confesiones
  • Sacramento de la Unción
  • Comunión en Pisos a los Enfermos
  • Comunión en Capilla
  • Visita a Pacientes y Familiares en Pisos
  • Consejería Pastoral
  • Catequesis

http://ordenhospitalaria.org/pastoral-de-la-salud/