Ciclo I

El Programa de Bilingüismo tiene un papel fundamental en esta etapa aprovechando que los niños apropian nuevo vocabulario y son capaces de expresar sus ideas y sentimientos con otras personas. La adquisición de nuevas palabras, la práctica de la pronunciación en espacios de inmersión diseñados por los docentes y el fortalecimiento de habilidades de comprensión lectora en inglés hacen parte de este Ciclo.

Prejardín

En este nivel se comienza a fortalecer las relaciones y los lazos de amistad con sus compañeros. Se aprende a compartir y el juego es un elemento de importancia para los niños. El aprendizaje de vocabulario se hace imprescindible, se construyen oraciones largas y se entonan canciones divertidas.

Se inicia la representación gráfica con significado y las destrezas motrices se convierten en actividades divertidas.

Jardín

Se fortalece el desarrollo del pensamiento a través de la creación de hábitos, se enseña por medio de la lúdica y el juego, logrando que los niños sean felices y gocen la experiencia del aprendizaje. Se incursiona en el procesamiento, análisis y pensamiento para solucionar conflictos y enfrentarse exitosamente a las diferentes situaciones de la vida.

Transición

Se desarrolla el constructo social y personal en el manejo socio afectivo, corporal, cognitivo, comunicativo, estético, actitudinal y ético. Permite que el niño sea el protagonista de su propio aprendizaje, teniendo en cuenta que cada ser es único e irrepetible y que todos tienen formas de aprendizaje diferentes.

Ciclo II y III (Primero a Quinto)

Se fortalecen las habilidades socioemocionales y cognitivas que permiten al estudiante Juandediano comprender su rol como ciudadano global. Se intensifica el desarrollo de competencias bilingües en diferentes áreas del conocimiento como matemáticas, ciencias naturales, educación física y asignaturas del campo artístico.

El desarrollo de habilidades psicomotoras es un eje fundamental de este nivel para fomentar hábitos saludables de por vida, siempre en armonía con su entorno.

La construcción de una vida espiritual acorde a los principios y valores de San Juan de Dios se construye de manera transversal guiada desde la pastoral educativa.

Ciclo IV (Sexto a Noveno)

En esta etapa, los estudiantes van dando un giro a su ritmo de vida y al modo en que la conciben, en la estructuración de este ciclo, los estudiantes ratifican los conocimientos básicos adquiridos en primaria, se vuelven seres más sociables y exploran esta alternativa como un ritmo de vida que les ayudará a definir de forma inicial sus gustos, creencias, habilidades, etc. Teniendo claro los valores aprendidos en primaria, en esta etapa, los estudiantes experimentan la transición de la niñez a la adolescencia, por esto, la formación inicial es fundamental y da paso a fortalecer rutinas y ambientes de convivencia amenos para desarrollar las habilidades específicas de las áreas de formación y en un entorno bilingüe.

En la culminación de este espacio, el fin principal consiste en promover en el proceso hacia la juventud los campos vocacionales que serán el eje de la Educación Media, este espacio de cierre es un preámbulo que prepara a los adolescentes para que elijan la profundización del último Ciclo; la Educación Media.

CICLO V (DÉCIMO Y UNDÉCIMO)

En el último nivel académico los estudiantes Juandedianos fortalecen sus habilidades bilingües y cognitivas desde distintas áreas del conocimiento que les permitan ser ejemplo de los valores de San Juan de Dios.

La construcción y fortalecimiento de su proyecto de vida es guiado por el desarrollo vocacional enfocado en el inicio de la vida académica en entornos de educación superior.

Este nivel se concentra en potencializar todas las habilidades que los estudiantes han construido durante su vida estudiantil en los diferentes niveles académicos cursados para que una vez sean egresados Juandedianos aporten a la construcción de una sociedad más equitativa desde los distintos caminos profesionales por los que han optado.

Este es un espacio de tiempo corto pero decisivo para el futuro de los jóvenes, es un espacio de reflexión hacía la vida adulta y el ambiente laboral. Este ciclo tiene como propósito fundamental la articulación de la educación media a la educación superior, a través de convenios, ferias universitarias, enlace con entidades educativas que cumplen la función de informar sobre ofertas para el trabajo, relación trabajo – demanda laboral, etc.

El aspecto central de este ciclo se da por la oferta de los Énfasis del Colegio que especializan a los estudiantes en un campo elegido, ya sea la Ciencia y la Tecnología, Comunicación y Expresión o en Social y Productivo.