Como cierre de la Asamblea de Unificación el Hno. Jesús Etayo, Superior General, se dirigió a todos los asistentes y expresó que ha sido el Espíritu Santo quien ha guiado lo que ya es una realidad, la Provincia San Juan de Dios de América Latina y El Caribe.

Con gran alegría usó el simil de la navidad para el nacimiento de la Provincia, invitó a recibirla con el mismo corazón y las mismas actitudes con las que María, José, los pastores y Reyes Magos recibieron al Niño de Belén.

Fra Etayo expresó un “gracias a Dios por esta nueva criatura que ha nacido”, agradecimientos a todos quienes han trabajado durante 5 años en el camino para llegar aquí, a la capacidad y visión de ver el bien de la Orden por encima de lo individual y a la Provincia de Portugal, por todo el acompañamiento a la anterior Delegación de Brasil.

“Hoy se nos invita a REAVIVAR el don de la Hospitalidad…en la nueva Provincia con coraje, fortaleza y buen juicio”, declaró.

Familia Juandediana ha llegado esta hora, nace un nuevo proyecto para nosotros que, en la Orden Hospitalaria, somos llamados “la región de la esperanza”.